Buscar

CONÉCTATE CONTIGO


USO RACIONAL DE LA TECNOLOGÍA

Son incuestionables los grandes beneficios a la humanidad que han aportado el surgimiento del internet, la creación de la web, los buscadores, el smartphone y revolución de las redes sociales que han cambiado la forma de relacionarse. Ahora bien son preocupantes los niveles de males que se están generando por el uso excesivo e inadecuado de estas tecnologías.


Más de una tercera parte de la humanidad dispone de un celular que cada vez se hace más inteligente debido a que puedes tener prácticamente todo en un equipo, como el libro, el periódico, la fotografía, la música, el cine y todos los contenidos de redes sociales. Esto ha hecho que lo primero que llega a tu mente quieras encontrarlo en tu celular a tal punto que ya estás siendo manejado y tu conducta está siendo moldeada constantemente a control remoto por el internet. Tu ya no eres tú, eres un robot igual que tu familia que igualmente está controlada y posiblemente afectada de una epidemia que es la adición a la tecnología del celular que puede llevarte a sufrir grandes males que están preocupando a los mismos fabricantes como Apple, Huawei y Samsung que han tenido que incluir aplicaciones para el control voluntario del uso del celular y que han llamado "Bienestar digital" o "Salud digital".


Entre los grandes males que ha provocado está el hecho de que mientras estás conectado con el mundo te has desconectado de ti mismo y de tus seres más cercanos como padre, madre, hijos y pareja. Una frase harto mencionada en estos temas y que se ha convertido en un axioma es que " la tecnología acerca a los que están lejos y alejan a los que están cerca".


Es normal en un restaurante una pareja o amigos en una mesa donde lo único que comparten es la comida y su presencia física en los selfies, pero la mayor parte del tiempo están en silencio compartiendo solo con sus celulares. Eso mismo ocurre en sus casas con sus familias, sobre todo en las ciudades donde no hay contacto con la naturaleza. Es una epidemia que está afectando incluso a los niños que ahora sólo juegan con una tableta o un celular.


Los millenials y sus descendientes son los más afectados ya que personas mayores en general hacen un uso más racional y utilizan menos aplicaciones como WhatsApp que ya es de uso por todas las generaciones.


Las redes sociales son sin duda las que más han provocado esta epidemia que ha generado otros males como: accidentes, ansiedad, insomnio, depresión, sedentarismo, obesidad por sedentarismo, afecciones de la vista por la sobreexposición de la luz, problemas de conducta, problemas de relaciones de pareja y familia, problemas de la columna por la inclinación excesiva de la cabeza y se habla hasta de tumores cerebrales.


Ante todo esto urge que tomemos medidas para procurar volver a reencontrarnos con nosotros mismos y con nuestras familias ya que eso no puede ni debe ser virtual. Igualmente tomar medidas para mantener nuestra salud física y mental conectando más con el entorno natural, haciendo ejercicios, adentrándonos en nuestro interior y hacernos preguntas como si estamos conectando con nuestros hijos, si nos estamos moviendo con objetivos, nuestra relación con Dios etc.


No podemos desconectarnos del mundo pero desconectarnos de nosotros mismos es fatal. Tiene que haber un equilibrio entre tecnología y la naturaleza humana de los usuarios.


AUTOR: MIGUEL RAMÍREZ






20 vistas